Logo Hispagimnasios

Hispagimnasios.com

El portal del fitness y las artes marciales

Akane no burogu

Un cambio

Muchas veces, andando por la calle, me da la impresión de que atraigo problemas; no sé si emitiré algún tipo de vibración que dice "moléstame" o "métete conmigo".
Antes, hace unas horas, estaba yo sentada en un banco del parque, en el mismo centro de la ciudad. Tenía que mandar un mensaje por móvil y estaba escribiendo tranquilamente. De repente, pasa un tipo a centímetros de donde yo estaba, a pesar de tener espacio suficiente como para no invadir el mío, y hace algún tipo de comentario entre despectivo y burlón, en un idioma desconocido. He reaccionado instintivamente, le he preguntado que qué pasaba, y el tipo habla en una mezcla entre árabe y castellano, y sigue burlándose. Le digo que qué problema tiene, el tío sigue igual, pero algo más amenazador. Me cago en sus muertos, el tipo farfulla algo y la única palabra que entiendo es "asquerosa". Yo también sé insultar, le llamo gilipollas, hijo de tal o cual y me cago otra vez en su familia, etc. El tío titubea entre venir a partirme la cara y burlarse, y me mira de modo amenazador, pero con cara de no entender mucho cómo es que le planto cara. Muy bien, ya que tenía el móvil en la mano, le digo que a ver qué pasa, si llamo a la policía o qué. Se aparta teatralmente, no está claro si teme que realmente lo haga o no me cree capaz. Supongo que es una pose, y realmente le acojona tener un problema con la policía, porque se aleja enseguida, y cuando está a bastantes metros (el valor personificado), vuelve a gritar "asquerosa". Ante lo cual, le levanto el dedo corazón en ese gesto tan poco refinado que hacemos a veces. Lástima que el excremento con pies no lo haya llegado a ver, justo en ese momento se daba la vuelta rápidamente.
Creo que me la he jugado, en cierta medida. Creo que no habría mantenido la firmeza hace algún tiempo, antes de dedicarme a las artes marciales. Mentalmente me estaba preparando para hacer algo con los puños, aunque acabara recibiendo más que dando, pero quién sabe... ningún capullo de éstos cree que una mujer pueda sacudirles, el factor sorpresa también cuenta. Y era una mierda de moro delgaducho. ¿Me estoy volviendo racista? Bueno, soy de esa gente que opina que para molestar y ofender, mejor que no pasen la frontera.
Lo que tal vez sea es una imprudente, pero a veces una se harta de oír estupideces por la calle, miradas inapropiadas, etc. Y me da mucha moral haberle hecho frente, a lo mejor la próxima vez el hp se lo piensa dos veces antes de meterse con la gente, por si acaso están tan locos como yo icon_twisted
Publicado por   www
el Junio 25, 2007, 6:58 pm
Hola, cuando lei las primeras lineas, pense que se trataba de un chabal, no es que crea que las mujeres no son buenas a la hora de la verdad, pero por la actitud...

Me parece bien que la mujer no se limite a gritar y pedir auxilio.

Un saludo

PD: tambien soy practicante de Ving Tsun (Moy Yat).

Andrew Dasz
MSN andrewdasz@hotmail.com
Publicado por akane  
el Junio 27, 2007, 5:44 pm
Ya, generalmente estamos en inferioridad de condiciones, o nos han enseñado a asumir que es así. A mí me han echado la bronca por enfrentarme a chicos idiotas cuando tenía 13, 14 años... Claro, querían protegerme, pero yo pienso que vale más morir de pie que vivir de rodillas. Hombre, a veces está claro que no puedes ganar, y también hay que saber distinguir eso. Deberíamos ser más las mujeres que hacemos aamm.