Entrevista a Sergio Domenech (Judo)

Este foro trata exclusivamente de artes marciales (donde practicarlas, puntos fuertes de cada una, etc.)

Moderadores: moderador suplente, admin

Responder
Avatar de Usuario
L.Hawk
Forero Nuevo
Forero Nuevo
Mensajes: 10
Registrado: 01 Ago 2004 20:42
Ubicación: Zaragoza, Ciudad de Sangre, Fuego y Semen.

Entrevista a Sergio Domenech (Judo)

Mensaje por L.Hawk » 06 Abr 2005 13:46

Sergio Domenech: "Mucha gente me colocó entre los aspirantes a la medalla en unos Juegos..."
Después de haberse mantenido en la vanguardia internacional del judo, el aragonés Sergio Domenech deja los tatamis para desarrollar la dirección deportiva de un club en Valencia y practicar la fisioterapia.


Imagen

Un deportista completo, Sergio Domenech


MIGUEL GAY. Zaragoza | Después de haberse mantenido en la vanguardia internacional del judo, el aragonés Sergio Domenech deja los tatamis para desarrollar la dirección deportiva de un club en Valencia y practicar la fisioterapia.

PREGUNTA.- Hay que decirle adiós.

RESPUESTA.- En enero pasado decidí dejar de competir. Era una decisión que no estaba muy clara a finales del año pasado, pero, tras un cúmulo de circunstancias, pienso que fue la mejor opción. Y ahora no me arrepiento.

P.- ¿Se va con alguna espina clavada?.

R.- En lo deportivo, posiblemente, sí. He tenido un nivel muy bueno en mi deporte, en el judo, y podía haberse visto recompensado por lo menos con una presencia olímpica. Y quién sabe si haber hecho un buen resultado. Las circunstancias, sin embargo, no me permitieron ir. Me marcho con esa espina. En lo demás, no: el trabajo que desarrollo en Valencia me gustaría haberlo desarrollado en mi tierra, pero no es posible.

P.- Tuvo la oportunidad de tocar el cielo del judo en París.

R.- En el judo, ese torneo, el Villa de París, es el más importante, tras un Mundial o unos Juegos. Tiene muchísimo prestigio. Y siempre hay un antes y un después en cualquier judoca que gana ese torneo. Y a mí me ocurrió lo mismo, aunque mi carrera deportiva no sólo se circunscribe al Villa de París, sino a muchos otros resultados, que me permitieron colocarme en la elite del judo en mi categoría en esos dos años.

P.- ¿Y a dónde viaja la cabeza cuando se está ahí arriba?.

R.- Es una pasada: se me ponía la carne de gallina, tanto a mí como a muchas personas que me acompañaron, empezando por mi entrenador, José Ángel Guedea. Fueron unas sensaciones que no se pueden borrar.

P.- Después, se dio un paseo por el infierno, en Roma….

R.- Pasaron un par de años -entre 1998 y 2000- en los que yo no dejé de conseguir resultados, que hacían vislumbrar una olimpiada con aspiraciones muy realistas. Sé que mucha gente de otros países me colocaba entre los aspirantes a las medallas en los Juegos. Pero aquella lesión en marzo del 2000, marcó otra época: de la misma forma que París, hubo un antes y un después de Roma.

P.- Vio de cerca la muerte en aquel tatami.

R.- En realidad, no sé muy bien qué vi en aquel momento. Sé que fue una actuación extrema, muy dura, pero todo ocurrió tan rápido que lo que recuerdo, una vez operado y ya en el hospital fueron las conversaciones con el médico, que eran muy positivas. Fue una tarde muy intensa, en la que me operaron muy rápido y me reconocieron que tardaría en recuperar, pero me aseguraron que había tenido mucha suerte.

P.- Cambian las perspectivas después de aquella lesión….

R.- Se me pasaron muchas cosas por la cabeza: seguir compitiendo, dejarlo… Además de tratar de recuperarme física y mentalmente, aproveché para estudiar mucho y recuperar mi carrera universitaria. Eso me ha permitido otras alternativas en la vida, como dedicarme a la fisioterapia, que es una de las cosas que estoy haciendo, tras retirarme como deportista. Intenté volver al circuito europeo: lo logré a nivel nacional y fue un gran éxito, muy aplaudido y reconocido por las personas entendidas; pero a nivel internacional no tuve tanta suerte ni conseguí lo que esperaba. El círculo se ha ido cerrando y teniendo otras expectativas, creí que era un buen momento para dar carpetazo y pensar en otras cosas.

P.- Se le quebró de esta forma la posibilidad de luchar por una medalla olímpica.

R.- Sé lo que supone para un deportista de elite ser o no ser olímpico: es una vivencia única en el deporte. Yo, por estar circunstancias, no he podido ser olímpico -y no entro en si había o no opciones de lograr medallas, que las había-. Sé que tenía que haber ido a una olimpiada o a dos y no pudo ser. Esa es la realidad.

P.- Rehace la vida en Valencia….

R.- Me hicieron una oferta para convertirme en entrenador de un club nuevo que surgía en Valencia. Varios deportistas apoyaron la idea. Expuse mis condiciones, llegamos a un acuerdo y estoy muy contento de cómo van las cosas. Trabajo en la dirección deportiva del club, en entrenamientos de tecnificación de la Federación Valenciana, en la Federación Española; y lo combino con prácticas de fisioterapia en el Pamesa Valencia.
Imagen

fede
Forero Amateur
Forero Amateur
Mensajes: 50
Registrado: 19 Sep 2002 13:00
Ubicación: valencia

Mensaje por fede » 06 Abr 2005 15:50

Alguien sabe que gimnasio dirige en valencia?

Gracias de antemano

Fede
Si luchas puedes perder, si no luchas nunca ganaras.

Responder