test

Aquí puedes hablar desde filosofía oriental, a precauciones a la hora de tomar rayos UVA, es decir, un poco de todo lo relacionado con la temática del portal.

Moderadores: moderador suplente, admin

Avatar de Usuario
Snake
Forero Vicioso
Forero Vicioso
Mensajes: 3620
Registrado: 17 Jun 2003 17:14
Ubicación: Madrid

test

Mensaje por Snake » 31 Oct 2003 11:30

PARA SABER SI TE GUSTAN LOS HOMBRES

1) Estar más de 30 minutos en Internet sin mirar tías en bolas.
Y no valen disculpas como "estoy buscando información para un trabajo" o
"estoy consultando el extracto de la caja". ¿Para que c**o tienes acceso
a internet si no es para ver mujeres que no podrias ver de otra forma?

2) Pedir medias raciones o medios platos.
Se les llama raciones y platos porque ya están calculados. Es decir: un
hombre come una ración de patatas bravas o un plato de cocido. Quien
come media ración es medio hombre.
Peor andan aquellos que piden platos terminados en "ito" o "ita". Por
ejemplo: "Camarero, tráigame un arrocito". ¡....Maricón!

3) Consolar a las ex-novias de los amigos.
La única excusa para que un hombre haga eso es que despúes se la pueda
cepillar, o bien conseguir así que ella le explique algo que él pueda
echar en cara a su amigo (preferentemente alguna situación embarazosa o
algún vicio insospechado que él tiene). De lo contrario, que se vaya a
llorar al hombro de su madre.

4) Llegar a los 30 años sin barriga.
Si a esa edad te preocupas del físico, estás listo. Como todo el mundo
sabe, la mujer prefiere al hombre rico antes que al hombre atractivo.
Deja de preocuparte por tu barriga y mira más por tu bolsillo, porque
esas adorables teenagers le dan más importancia al BMW y a tu tarjeta de
crédito que a los músculos de tu abdomen.

5) Chupar un polo.
El verbo "chupar" no debe formar parte del vocabulario de un hombre; un
hombre de verdad se come los helados a bocados, y no a chupadas. Lo
único que se le permite chupar a un hombre son tetitas y chochetes... lo
demás es pura desviación.

6) Tener como animal de compañía un gato.
El gato, en sí, no pasa de ser un perro amariconado. Eso de lamerse todo
el puto día es muy sospechoso. Además el gato hace "pipí" y "popó", y
luego lo esconde debajo de la tierra (es como lo de bajar la tapa del
váter). El animal de compañía del hombre es el perro: arrambla con todo,
mea y caga en cualquier parte y bebe agua del retrete. ¡Tener un gato en
casa es cosa de bujarras!

7) Salir a bailar.
¿Qué mierda es ésa? El hombre sale para beber, para hacer el burro, para
ligar con guarras... el hombre que sale "a bailar" no es hombre. Como
mucho, uno puede dar unos pasos en la pista de baile, con la clara
intención de aproximarse a la titi que le llama la atención. El hombre
que sale a bailar es abyecto y vicioso.

8) Beber cosas con nombres exóticos.
"Sex on the beach", "dry Martini", "bloody Mary"... todo mariconadas. El
hombre no tiene caprichitos; bebe lo que todo el mundo conoce: vodka,
whisky, tequila, cerveza... mucha cerveza. Los detalles en el vaso del
hombre son limón, hielo o palito, según la bebida. La pajita y la
sombrilla dan que pensar. Son cosa de moñas.

9) Fijarse en cómo visten los demás.
¿Tú eres de esos que se dan cuenta de que tu amigo lleva la misma camisa
que ayer? ¡Maricón! ¿Cuál es la diferencia entre salir a tomar unas
cervezas con una camiseta de propaganda y salir con un polo Lacoste?
¡Ninguna! Si tu amigo va haciendo el ridículo, peor para él y mejor para
ti (más titis te tocan). Si te fijas en si la ropa que llevan tus
colegas combina,
seguro que eres de esos a los que les gusta dormir con un cacho de carne
metido detrás.

10) Pedir caipiriña con sacarina.
¿Tú pides caipiriña con sacarina? ¿en serio? ¿estás de régimen o qué
cojones te pasa? ¿bebes o no bebes? La caipiriña es lo siguiente: limón,
hielo, AZÚCAR y vodka. Si quieres pedir una cosa distinta, tienes que
decir: "hoy voy a pedir una bebida de marica; dame un vaso con limón,
vodka, hielo y sacarina".

Responder