Logo Hispagimnasios

Hispagimnasios.com

El portal del fitness y las artes marciales

BOXEO. EL CROCHET Y EL UPPERCUT

Por Francisco Menéndez Campa
Artículo cortesía de Boxeo 7


La distancia determina el tipo de golpe. En los golpes rectos veíamos como la extensión producía un efecto de incremento de potencia final, mayor cuanto más recorrido y tiempo animara al puño. Vimos como la velocidad se medía en metros por segundo. En los golpes curvos, a pesar de un mayor recorrido (semi-circular), la velocidad se ve compensada con la cercanía del blanco.

Si un jab lo ejecuto en 1 segundo de tiempo y 1 metro de distancia, mi velocidad es de 1 m/seg. Si me pongo a ½ metro (reduzco la distancia) aunque el crochet tarde más por su trayectoria (jab: la línea recta es más corta) la velocidad es mayor.

Velocidad = espacio/ tiempo, a menor distancia del blanco, la ejecución del golpe (aunque por su trayectoria circular pueda tardar más) hace que la velocidad sea mayor. Lo mismo que ocurre con las contras simultáneas, si los dos golpean y van hacia adelante, si un jab tarda 150 msg , el tiempo de encuentro con el golpe es menor de 150 msg.

El ángulo de apertura, en los golpes curvos, de la palanca brazo-antebrazo-puño es de 90° y 45° (este último es el ángulo de palanca más duro, cuando conseguimos vencer en los pulsos, o subir una pesa en curl de bíceps ) en función del blanco, oportunidad o distancia. Son golpes centrífugos, de “batidora”, donde la cercanía del blanco nos permite mayor precisión, y la menor distancia hace que las acciones sean más rápidas. El principio pistón-biela se respeta (salvo en el swing), son golpes de “luchador”, que se suelen cargar el peso en cada golpe, desde los apoyos.

Las piernas van siempre semiflexionadas, buscando una rodilla a la otra, no podemos estirar la pierna atrasada (como hacemos con una derecha recta), porque nos lanzaría hacia el rival, perderíamos el eje, y entorpeceríamos la trayectoria circular del crochet derecho.

CROCHET DE DERECHA

Apoyos: Al igual que en los rectos, el talón también se levanta, pero gira más, siempre hacia el exterior, acompañando al golpe. La base de los dedos del pie permanecen pegados al suelo, para dar apoyo al golpe, en dirección al adversario, y servirán para oponerse al brusco giro del cuerpo, limitando la rotación y dando el efecto de “frenado” en el golpe.

Hombro: Busca acariciar el mentón (efecto defensivo de cobertura), mientras la cabeza hace un leve movimiento descendente a menos cuarto, para evitar contra.

Pistón brazo-antebrazo-mano: La amplitud es variable (90 a 45 grados). El codo, que permanecía pegado a la cadera (evita telegrafiar, abrir hueco, cuanto más cerca del centro de gravedad mas potencia) va trazando la trayectoria del golpe (paralelo al suelo). Es importante que las tres palancas estén en el mismo plano, sino al conectar el golpe puede haber lesión (el hombro tiene el 60% del hueso fuera de la cápsula) o perdida de potencia. La muñeca girará abriendo o cerrando imaginario el pomo de una puerta (amordazando más el golpe o adaptándose al hueco final del rival).

Conexión del golpe: Aplomamos el peso en la pierna adelantada. Las caderas han pasado de ¾ de dcha a ¾ de izda.

La pierna dcha está semiflexionada, el talón levantado y girado al exterior (participando en el mismo giro de la cadera). El pie izdo bien pegado al suelo (evitando que nos vayamos con el golpe), con los dedos en direccion al blanco.

El brazo izdo clavado al cuerpo (defendiendo de una posible contra) a modo de escudo.

El brazo dcho conecta el golpe (más de 100 mseg de tiempo de conexión sería considerado un empujón), con todas las cadenas cinéticas en el mismo plano.

Algunos púgiles dejan el puño en trayectoria mirando hacia los dedos del pie adelantado (mejor equilibrio, no te vas con el golpe, colocas mejor al rival para otro golpe).

La respiración, diafragmática, se bloquea, para absorber el impacto. Es una respiración de “combate”, no sólo de disparo (como en el tenis, o el fútbol), sino también de absorción ante una posible contra.

Retorno a la guardia: De la manera mas rectilínea posible en referencia de recogida del puño, con una finta u esquiva de cintura, ya que estamos en distancia de impacto. Los encadenamientos de golpes rectos por dentro y curvos por fuera tienen la ventaja de que aparte de ser más racionales, sirven para evitar desequilibrios cuando fallamos los golpes, al servir como elementos reposicionadores de la guardia.

Síntesis: El crochet transforma el movimiento circular de los hombros en movimiento rectilíneo del puño, gracias a un juego pistón-biela. La intensidad viene dada por la velocidad de rotación del cuerpo, participando toda la masa de forma seca y precisa.

Faltas: Levantar muy rápido el codo (telegrafía), abrir demasiado la guardia (va primero el peso y luego el puño, cuando tienen que coordinarse al unísono, el brazo es un vector del cuerpo).

Rotación interna insuficiente de la pierna atrasada (transmisión de poca masa), o extensión de la pierna (convirtiendo el movimiento en una especie de recto, que nos lanza sin control sobre el rival) en vez de llevarla semiflexionada. La distancia no se debe buscar nunca con el golpe, nos la debe dar el rival (si lo contro) o el desplazamiento de mis piernas.

El crochet es un golpe lateral, muy favorable en series cuerpo/cara, cuando pasamos de cintura los golpes rectos del rival (dándonos distancia) o cuando la ganamos con fintas. Entrar en larga con crochets es muy peligroso. Tampoco son aconsejables las series de crochet izda-dcha (sino hay algún gesto de finta por el medio) ante una posible contra por dentro.

Consejos: Nunca contres a un hoocker con un hoock. Entras en su juego. Son golpes tan rápidos que no asimilas el movimiento, evita ese fuego cruzado. Un buen upercut por dentro es lo mejor, mientras el crochet lo fintas por delante de tu cara o lo ruedas por detrás.

Si utilizas el crochet desde lejos, procura entrar con una finta mientras metes las piernas, para ganar distancia. Saca la cara de la trayectoria del posible golpe del rival y zambúllete por la línea media. Sube pegando (la entrada debes hacerla siempre con los guantes por delante como protección, a modo de escudo), con el mentón pegadito al hombro y no te estires. De esa manera habrás dado un recorrido grande en una distancia pequeña).

El crochet de izda se rueda (es decir se acompaña con el mentón ) muchísimo peor que el de dcha, pues hacemos que la mandíbula del rival choque contra su hombro, sin posibilidad de absorción (el rival siempre está perfilado). Preguntádselo sino a Vargas. Al impacto inicial sumas el efecto de frenada de la mandíbula contra el hombro.

Especialistas del crochet: Los boxeadores especializados en crochet lo ejecutan de forma muy individualizada.

Tyson, por ejemplo, separa los movimientos de coordinación (donde empleamos micro-impulsos intermusculares de intensidad muy variable) del tipo roading y weaving para a continuación aplicar el crochet con un macro-impulso de los músculos esqueléticos, de gran intensidad y contracción (el cerebro sólo entiende de potencia, no de velocidad).

Marcel Cerdan aplicaba constantemente el recto de derecha, ”cebando” al rival por esa zona, para “zambullirse” y reposicionarse con un tremendo crochet de izda. Utilizaba la recta para alinear por fuera de la guardia del rival, y golpeaba por dentro con el crochet, que como golpe centrífugo es menos proclive al desequilibrio.

Boxeadores como Daniel Zaragoza y Steve Collins también utilizan esa táctica, incluso chocando y cogiendo al rival, generalmente más joven y móvil.

Whitaker, maestro en pegar hacia atrás, lo utiliza al salir, justo cuando el rival apoya el peso para pegar (como una mina antipersonal), con el paso hacia atrás evita parte de la pegada del rival, con el crochet cierra el “pasillo” en su guardia.

EL UPPERCUT

Es, en esencia un crochet de trayectoria vertical. Su capacidad de golpear al rival en contra-apoyo (la gravedad), por dentro de su guardia, y el movimiento característico de giro de muñeca hacen de este golpe el ideal para cualquier contra en media-corta. Esa trayectoria ascendente es similar al empuje que ejecuta un asta de toro, produciendo el desgarro característico. De ahí que “abra la herida”.

Las fases son similares al crochet, salvo el gesto de entrar ligeramente por debajo, para salvar el escollo de un codo del rival, la importancia de no irse con el golpe (quedo abierto) y de recogida rectilínea son someramente las consideraciones más importantes.

Es la pesadilla del boxeador agachado, del púgil que se va con el golpe y del boxeador que se “duerme“ apoyado en el cuerpo a cuerpo, combinando perfectamente con el crochet a la cabeza.

Es un golpe que curiosamente vale para el púgil esgrimista y el fajador, por la facilidad con que cierra el “pasillo” central de la línea de combate (los demás golpes curvos lo abren en mayor o menor medida), lo que permite pegar muy tapado.