BOXEO. LA EJECUCION TECNICA DEL GOLPEO

Por Francisco Menéndez Campa
Artículo cortesía de Boxeo 7


Generalmente, todos los deportes tienen un componente psíquico y físico instintivo, natural (correr, lanzar, saltar). Ese componente instintivo, en el caso del boxeo, si no es encauzado, es muy peligroso (no hay más que fijarse en los fallos de actitud y ejecución de los principiantes). El gesto del boxeo es un gesto técnico, deportivo, educado. Este artículo trata de fundamentos técnicos, pero dejando por descontado que de la generalidad se debe pasar al individuo, la adaptación de cada púgil, con el único fin de crear su estilo. Intentar llenar de conceptos técnicos, sin conseguir que el púgil “sienta” los gestos es trabajo baldío. Es necesario pasar de la generalidad al matiz, de lo incorrecto a lo correcto.

Todos los golpes tienen fundamentos mecánicos que interesa saber. La ecuación Masa por Velocidad al cuadrado es primordial.

MASA

El boxeo dispone de categorías estratificadas en función del peso que permiten homogenizar y evitar desigualdades físicas (a priori) entre los contendientes. En el boxeo se utilizan tres cargas de trabajo: el propio peso, el peso del rival, y el peso del miembro que proyectamos (el brazo). Es claro que cuando se lanza un jab (sin carga corporal) la velocidad es grande pero la masa (solo la extensión del brazo, antebrazo y muñeca) es muy limitada, de ahí que sea necesaria una masa crítica grande que correctamente acelerada produzca un resultado eficaz (caso de un recto atrasado). Es importante que las cadenas articulares y musculares grandes (piernas, torso) pero cortas, como un PISTÓN, animen a otras más finas pero más largas (sistema hombro-brazo-antebrazo-puño) que con su mayor recorrido, como una BIELA, aumenten geométricamente la potencia final, con un frenado final (amordazando el golpe que evite pérdidas de potencia por deformación del móvil). El famoso axioma de que el cuerpo es el arma y el brazo es la bala es útil para explicarlo. Pero no siempre el boxeador aplica toda la masa en el golpe (por motivos obvios de seguridad, táctica etc). Los pesos pesados son famosos por el empleo de toda la carga corporal, y en ellos muchas veces vemos como dicha carga se convierte con los asaltos en un lastre. Pero de ahí, el dramatismo de esa categoría, donde una mano bien colocada cambia de repente un combate sentenciado. Durante muchos años los medios fueron (para mi lo son) la categoria reina, 72 kilos (masa crítica razonable) por 1.80 m (palancas articulares razonables), permitían pegar y moverse en una ecuación compensada.

VELOCIDAD

Es necesario que la masa se traslade de un apoyo a otro apoyo, con un recorrido y un tiempo suficiente. En el boxeo los apoyos son dos (ambos pies) a diferencia de otros deportes de contacto (Full Contact, cuando se patea el apoyo corporal está en un solo apoyo). De la traslación de un apoyo a otro el boxeador cruza el golpe, y si a priori tácticamente alargar el recorrido y el tiempo es peligroso, el boxeador mediante recursos técnicos (fintas, entrar rodando el golpe, zambullirse por debajo mientras pega arriba, etc) suple y se favorece de esa supuesta peligrosidad. Un golpe recto tiene la ventaja del recorrido amplio que le permite una mayor distancia a cubrir, pero una modificación mínima del blanco le hace fallar y produce un desequilibrio que afecta a la recogida del puño (es una de las características de los golpes rectos, ser centrípetos, enviar la fuerza hacia afuera, distanciando el móvil del centro de gravedad,haciendolo proclive a “irse con el golpe” si no se apoya bien o se reequilibra con un golpe curvo). La velocidad se mide por metros/segundo. Si tiro un golpe que recorre 1metro en 1 segundo, ¿qué ocurre si lo tiro en medio metro, y en vez de jab cruzo un crochet (que por ser circular tiene más recorrido)? Pues que doblo la velocidad. Aun siendo más lento que un jab (por el espectrómetro, púgiles rusos de élite consiguen, recorridos de 8 m/seg), los golpes curvos, por la menor distancia en la que se ejecutan llevan velocidades superiores, a parte que al ser centrífugos (“batidora”) su cercanía al centro de gravedad los hace menos propensos al desequilibrio (amén del mejor control sobre el blanco gracias a su proximidad).

Hay otros aspectos técnicos que influyen en un golpe, como el ángulo de impacto (el mejor es 90 grados), la mano que golpee (aunque púgiles diestros llegan a pegar tan fuerte con la izquierda sin tener en cuenta la lateralidad), la posición de los nudillos, etc. Sin entrar en zonas de golpeo, momentos del asalto, etc. Se trata en este artículo sólo de la ejecución técnica, puesto que la completa eficacia se consigue golpeando con la máxima potencia, en el lugar mas doloroso, en el momento más adecuado.

EL JAB

Utilizaremos terminología inglesa, por tradición y comodidad (son vocablos cortos, de rápida dicción, en inglés se adiestra a los perros). Es un movimiento táctico, de preparación, de protección, de testeo (como una bala trazadora entre una ráfaga). No es un golpe de luchador, definitivo, no transfiere el peso de un apoyo a otro, es pura extensión de la palanca hombro-brazo-antebrazo-puño (BIELA) de dentro de la guardia hacia afuera. Como está escrito en el gimnasio Krong: si no sabes que hacer, si te bloqueas, muévete y jabea. La reiteración de golpeo en una zona tiene un efecto acumulativo nada desdeñable.

Análisis mecánico: Extensión vigorosa del brazo adelantado, que lanza el puño, con una ligera inclinación del busto (hacia la derecha, mientras el hombro acaricia el mentón) para salir de línea de contra.

Apoyo del peso corporal esencialmente en la pierna atrasada, NO transfiriendo la masa corporal.

Las piernas no se mueven (la distancia se debe ganar con ellas, pero sólo estamos hablando de ejecución), con el pie adelantado en dirección al blanco y con el amarre al suelo justo para no irnos con el golpe.

El brazo ejecuta una rotación interna (como si abriera una puerta, para conseguir un giro que haga más daño, como gira la bala en el ánima del cañón). El codo no debe levantarse hacia el exterior (dejaría un hueco por debajo peligroso, amén de ser una pérdida en la trayectoria y causa de una posible lesión o telegrafíe). Se parte de una posición codo-cadera y ahí debe volver el golpe.

El brazo atrasado tiene una rotación activa (tira hacia el interior, para dar una reacción antagónica, proteger el flanco derecho, codo-cadera).

La recogida rápida y rectilínea, la respiración es explosiva (soltando el aire en la ejecución, bloqueándola en el impacto, siempre diafragmática), evitando tensiones musulares intermedias que parasiten la explosividad.

Nos encontramos ante un golpe de SNAP (lanza fuerza 5, recoge fuerza 10), como si de un latigazo (unión de varias cadenas cinéticas, sucesivamente acopladas, con velocidades en progresión geométrica) se tratara (como la cola de un dinosaurio). La aceleración es grande, pero la masa crítica escasa, el impacto es superficial pero con un efecto neurálgico grande. Es un movimiento de una fase, que permite reservar la masa corporal para otro golpe definitivo, evitando que el blanco salga despedido hacia atras y quede fuera de distancia.

JABS ESPECIALIZADOS

Muhammad Alí: Lo primero que hacía era colar su pie adelantado junto al del rival (tomar distancia), distrayéndolo con su guardia abierta u otro gesto, a continuación extendía el jab (mano semi-abierta, para llegar más lejos, de abajo hacia arriba) impactando en la zona ojos-nariz-boca (irritación con el sudor en ojos, mucosidad nasal que no deja respirar), dando un paso lateral según recogía la mano. Un sistema de golpeo luego practicado por Leonard, Holmes, buenos stepers. Permite pegar primero y moverte después, con apoyos mínimos (evitando una situación de contra peligrosa), dejando la masa a otro golpe más cargado, permite ver la reacción del rival a ese golpe (si bloquea, se para, hacia que lado finta, a donde suele colocar la cara, etc).

Wilie Pep: Después de su aparatoso accidente de avión (donde se rompió las piernas), Pep comenzó a utilizar los movimientos de cintura acompasando a los desplazamientos (dicen que podía desatarte las botas mientras tratabas de golpearle en la cabeza). Utilizaba una cadencia de dos pasos laterales (su intención es que le siguieras, abriendo tu guardia) para cambiar bruscamente de sentido en el tercero, pasar de cintura tu ataque,y enviarte su jab de abajo arriba a tu cuello. Aquí la estrategia es completamenta diferente, se mueve primero (era un tipo bajo) y pega después. Generalmente descargaba algún golpe al cuerpo y se metía en corto como una sanguijuela. Ese golpe recto le servía pera que el rival se parase, cerrara la guardia hacia dentro, y le permitiese pegar por fuera al bueno de Willie, un experto en bascular rivales altos.

Pernell Whitaker: Especialista en pegar hacia atrás,como un cangrejo, utiliza un jab (derecho, pues es zurdo) mientras ejecuta un desplazamiento en zig-zag, sincronizado de tal forma con el desplazamiento de ataque del rival, que actúa como si de una mina antipersonal se tratara (cuando el rival toma apoyo, Sweet Pea ya dió un paso atrás, se pone fuera de distancia y encima lo recibe con un golpe). Lo genial de todo es que pelea hacia atrás (siempre es mas difícil que hacia adelante) trazando una diagonal en el ring (de esquina a esquina), con lo que tiene un metro más de longitud, y diferentes espacios para salir a los lados. Si quieres cerrarlo y le miras el desplazamiento te comes el jab, si te quitas el jab, se escapa como una ardilla.

Finito López: Este boxeador organizado, estilista, ladea totalmente su perfil, dejando poco espacio a una contra, escondiendo detrás de su mano adelantada todo el surtido de golpes (rara vez repite el mismo golpe atrasado), aunque entre constantemente (y salga) con el jab. Los simios tienen una perspectiva de visión isométrica (cuando miramos una vía de tren vemos como se estrecha en el horizonte) que permite ver las ramas y obstáculos cercanos, a la vez que se ve el clareante al final del bosque al que se dirigen. Esto quiere decir que un guante colocado a centímetros de nuestra cara nos ciega (un león tiene una visión periférica mayor, por la situación lateral de sus ojos), impidiéndonos ver el siguiente golpe. Así el mejicano entra y sale con el jab como golpe “llave”. Otra curiosidad es como golpea zonas y deja otras, para en un brusco cambio de ritmo, sorprender al rival en ese lugar.

Hay muchos más ejemplos de jabs especializados (doblando o triplándolo como Ike Quartey, lanzándolo tímidamente y cubierto como Rocky Marciano para descargar un mazazo después, el jab de Steve Collins o Daniel Zaragoza en sus últimos tiempos, cuyo fin es agarrar al rival más rápido o más joven, para pegarle a “balón parado“ después), puesto que la mano adelantada, aparte de todo lo dicho, es muy económica, de poco desgaste.

LOS DIRECTOS ATRASADOS Y ADELANTADOS

A diferencia del jab, sí hay transferencia de masa corporal de un apoyo a otro. Tácticamente, no es un golpe de reserva, de preparación o protección, sino muy al contrario de ataque, de luchador, que busca concluir la pelea.

Análisis mecánico del directo atrasado: Lo primero para entender este movimiento es fijarse en como se parece la palanca hombro-brazo antebrazo-puño (biela) a la palanca pie-tibia-muslo (pistón) unidas por la media sección abdominal (centro de gravedad). Desde esas palancas (semiflexionadas, amartilladas, con cierta tensión), y utilizando el eje vertical del cuerpo (como gira una veleta), tenemos una serie de fuerzas que utilizaremos para ejecutar el golpe.

El cuerpo pivota sobre el eje vertical para lanzar el hombro y este a su vez lanza el puño hacia el blanco mediante la extensión del brazo.

Esa rotación deja las caderas en posición frontal, cara al rival, el busto pasa de la posición ¾ de derecha a ¾ de izquierda (lo que permite meter el hombro a fondo, protegiendo la cara, dando más potencia, seguridad), a modo de media vuelta de tuerca.
Apoyo: La pierna atrasada se extiende, el talón se levanta para transmitir el peso del cuerpo hacia la pierna adelantada y de esa forma CRUZAR la masa corporal contra el objetivo. Se levanta el talón, pero NUNCA LA BASE DE LOS DEDOS, que debe estar pegada al suelo para transmitir el impacto al suelo, a modo de columna. El pie adelantado está pegado al suelo, en dirección al objetivo, preparado para soportar el impulso del peso transportado, para darle un fin al golpe y evitar que “nos vayamos” con él.
Cabeza: En posición de ataque (amartillada para recibir un posible golpe, visión maestra con el ojo izquierdo, periférica con el derecho, acariciado el mentón por el hombro).

Brazo izquierdo: Protege con el codo el flanco, y sirve como fuerza antagónica y centrífuga, al irse bruscamente al estómago, dando más sequedad y fin al golpe.

Brazo derecho: Se extiende desde la cadera, CODO-CADERA, para ir siempre en el mismo ángulo y trayectoria del giro corporal (cuanto más cerca del centro de gavedad estemos, menor pérdida cinética habrá). El codo no se abre hacia afuera (evito telegrafiar, mantengo la trayectoria, no pierdo tiempo ni inercia), con tensión final interior (ojo con el “codo de tenista”, la epicondilitis) que me permite comunicar una extensión final mayor. La muñeca gira como si cerrase una ventana, golpeando con los dos nudillos de rigor. MUÑECA-CODO-HOMBRO en el mismo plano horizontal (sino, lesión, pérdida de energía cinética, apertura de huecos, etc).
Momento de choque: Ya uní el pistón (palanca de pierna y torso) con la biela (menos pesada pero más larga, hombro-brazo-antebrazo-puño), tengo mi brazo izquierdo en protección, hombro bien girado, sólo me falta CONECTAR el golpe. Bien, el busto que ya tengo a ¾ de giro, lo inclino levemente hacia la izquierda, horariamente a menos cuarto, para sacar la cabeza de una eventual contra (jamás inclino la cabeza a en punto, pues me iría con el golpe). La pierna izquierda soporta el peso del cuerpo, la derecha bien extendida, con el talón levantado pero con la base de los dedos bien apoyados al suelo (efecto de columna, absorviendo el choque). El pistón y la biela están en el mismo plano anteroposterior (sólo la cabeza se inclina levemente a la izquierda), la expiración respiratoria (abdominal) que permite una descontracción muscular sin contracciones parásitas, se bloquea justo al impacto, tetanizando el músculo centésimas de segundo, para no convertirlo en empujón.

Retorno a la guardia: Este es un golpe en profundidad (a diferencia del jab) que busca cruzar el blanco. El retorno se hace enviando un golpe curvo con la izquierda (de reequilibrio), con una finta de cintura (evitando un posible crochet) o simplemente con un gesto inverso y rectilíneo.

FALTAS A EVITAR

Evitar la mala utilización del peso, la mala coodinación del trabajo de piernas (es una técnica parecida al efecto de una ola, tiene una trayectoria lineal y circular, y es necesario buscar el punto donde “rompe”, puesto que sino sólo empuja), rotar exageradamente las caderas, descoordinar el eje vertical (antiguamente, se enseñaba el golpe de espaldas a un pilar, para hacer hincapié en el fallo de irse hacia adelante con la cabeza), no tapar o entrar sin protección de la mano adelantada (antiguamente se colocaba una guantilla debajo del codo izquierdo, para que así lo mantuviéramos bien pegado), despegar el pie de apoyo, marchándome detrás del golpe.

LOS CONSEJOS DE LA ABUELA

Si lo pretendo tirar a la cara, evito mirar hacia allí, trato de colocárselo al cuello y hacia su guante atrasado (por instinto, se agachan y se van para atrás). Es un golpe ideal si el rival finta de adelante-atrás, lleva la cabeza alta, la guardia abierta (lo que no cabe, no entra), o baja la mano izquierda “a la altura de las tetas”.

Si pretendo pegar al cuerpo, FLEXIONO LAS RODILLAS (me siento), no doblo desde la zona lumbar (pierdo el eje de giro, adelanto la cabeza), y mantengo un mismo plano horizontal con el blanco, así consigo profundidad y distancia (pero me quedo más fijado). Lo mismo haré si el rival es más bajo, e intenta entrar de abajo-arriba. Lenox Lewis utiliza una derecha plomada, hacia abajo, muy interesante, saliendo del corto con un paso lateral.

Cuando los dos contendientes se tiran derechas (sean del tipo que sean), es para acabar la pelea por KO, se debe asumir ese riesgo y sus consecuencias.

Si utilizo el recto atrasado como contra (Monzón, Joe Louis) lo haré por dentro, más rectilíneo que cruzado, puesto que generalmente la contra sale un poco más tarde que el golpe del rival. Marciano empleaba la táctica contraria, fintando de cintura a la vez que cruzaba la derecha, que pasaba por el hueco del rival, rompiéndole el jab. Muchas veces, la sola visión del puño derecho cosido al mentón, en dirección a la cabeza del rival (Durán, Louis, Bowe) intranquiliza al rival, lo bloquea (la espada de Damocles ganó más batallas que la del César). Algunos boxeadores de renombre han utilizado la mano recta atrasada para abrir las series, caso de Marcel Cerdan (medio de poca estatura, que repetía derechas intentando cerrar al rival para cazarlo con su gancho izquierdo), Chávez contra sus rivales zurdos (Ramírez, Whitaker). Larry Holmes en su pelea contra Holyfield, estiraba la mano izquierda, y cuando su rival ingenuamente fintaba por debajo de su codo, se encontraba con una derecha plomada de ”exposición“.

Sobre el directo de izquierda, poco podemos decir, simplemente que es necesario transmitir primero la carga a la pierna izquierda (con un ligero cambio de guardia como protección) para luego cruzar el peso hacia la atrasada, soltando el golpe. Es aconsejable utilizar movimientos de cintura, para dar más recorrido y evitar el peligro de tener el peso en la adelantada (posible contra).

Para terminar sólo me falta decir que la distancia debe ganarse con los desplazamientos, nunca con los golpes. La relacion pie-puño es fundamental para una correcta ejecución. El rival puede ser muy fuerte y rápido, pero si no le doy la distancia, no me llegará. Si alarga la trayectoria marchándose con los golpes, la contra es segura. En el boxeo pesan más los errores que los aciertos. Un buen trabajo en larga-media da paso a un conocimiento del rival mayor, más confianza (la confianza en el terreno que pisas es fundamental) y la posibilidad de castigar luego más a fondo (en corta ) al rival.

Con este artículo sólo pretendo comentar mis criterios, pero siempre abierto a otros puntos de vista y modos de ejecución.



Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies. OK | Más información