Logo Hispagimnasios

Hispagimnasios.com

El portal del fitness y las artes marciales

ENTREVISTA A AITOR EGUZKIZA

Por: deportenavarro.com


Aitor EguzkizaA un poco más de una semana para entablar el combate contra el campeón italiano Michele Iezzi, pelea que le puede llevar a la cima del Kickboxing; Aitor Eguzkiza, Campeón de Europa y aspirante al cetro mundial nos cuenta cuáles son sus sensaciones previas a tan crucial acontecimiento.

Aitor Eguzkiza, aspirante al Trono Mundial de Kickboxing:

“Iezzi ha borrado todas sus imágenes de internet, supongo que para no dar pistas y venir siendo la sorpresa”.

 “El público se nota mucho, sobre todo en los momentos en que estás bajo te dan fuerzas para seguir”.

“No tengo manías, pero antes del combate, como soy muy nervioso, no paro quieto”.

 

¿Cuánto tiempo llevas esperando este momento?

En cierto sentido, toda la vida; porque al final es una progresión, una consecuencia de toda la carrera deportiva. Además ya llevaba unos cuantos títulos de Europa y se veía venir ¿no?

¿Qué supone para ti llegar al Campeonato del Mundo después de tantos años en el trono europeo?

 

Por un lado mucha ilusión, ya que es un paso adelante; pero por el otro hay que verlo como un combate más, porque si no tampoco compensa meterte tanta presión.

¿Cómo llegas de forma?

 Yo pienso que bastante bien. Hemos entrenado mucho, pero además de hacerlo en cantidad, los entrenamientos han sido muy buenos en lo que respecta a la calidad.

¿Cómo han sido estos entrenamientos a la hora de preparar el combate?

 Bueno, por una parte hemos realizado preparación para mejorar el fondo físico, principalmente mediante carrera continua, series… y, por otra, hemos llevado a cabo el entrenamiento en el gimnasio donde se vigila más la técnica.

En lo referido a esto último. ¿Qué es lo que se ensaya?

 Por un lado el fondo físico de los golpes que vas a utilizar y por el otro, las estrategias, las tácticas de combate que puedas emplear en el ring.

¿Conoces a tu contrincante?

La verdad es que es uno de los puntos más complicados de la pelea. Vimos un video suyo hace tiempo, pero después ha desaparecido completamente de la red. Ha borrado todas sus imágenes, supongo que para no dar pistas y venir siendo la sorpresa.

¿Esa “maniobra” es normal en este deporte?

Sí, (sonríe). De hecho yo he actuado igual más de una vez. Es que todos los videos que circulan por Youtube te dan mucha información del adversario.

Entonces, ¿sabes algo de él, sobre sus características?

Pues no mucho, la verdad. Sé que es diestro y que es más alto que yo, por lo que fuera de distancia irá fuerte; pero tampoco sé mucho más.

Y ¿Qué pelea esperas? ¿Cómo crees que se va a desarrollar el combate?

Pues habrá que ir tanteando en los primeros asaltos, ver cómo responde, de qué pie cojea; para desarrollar la pelea en base a eso.

A la hora de plantear la estrategia. ¿Qué cambia encima del ring el hecho de ser aspirante o defensor del título?

Hombre, cuando estás en posesión del título tienes la presión de mantenerlo y si eres aspirante, la de alcanzarlo. Pero, en mi caso, yo creo que en nada.
Nada en el sentido de que la preparo igual. Yo lo veo como un combate más y entonces lo que hago es, como en otras ocasiones, centrarme en el adversario e ir trabajando la pelea.

¿Cómo crees que responderá el público? ¿Esperas un pabellón lleno?

 Sí. Yo creo que no fallará. Se está viendo bastante movimiento.

¿Hasta qué punto se nota el aliento de la gente sobre el cuadrilátero?

 (sopla). Se nota, se nota. Sobre todo en los momentos en que estás bajo, se aprecia ese apoyo que te da fuerzas para seguir.

¿Es para ti mayor responsabilidad el hecho de que tu padre haya poseído el cinturón que ahora te quieres ceñir tú?

 Sí, tiene su influencia, pero siempre desde el plano positivo; por la gran experiencia que tiene él en esto.

 ¿Te ha dado algún consejo sobre la manera de afrontar el combate?

Nada especial, nada que no me aconseje en otros combates. Quizás hemos trabajado más en el entrenamiento, pero no es que se haya centrado en este más que en otros. Al final los consejos son los mismos: Lo que se sabe hacer… hacerlo bien.

¿Tienes alguna manía antes de subir al ring?

 No, no. La verdad es que no. hombre, soy muy nervioso; entonces – no sé si le podría llamar manía – lo cierto es que no paro quieto (ríe). Pero no tengo manías.

 ¿Cómo vas a celebrar el título? ¿Alguna dedicatoria en especial?

Pues no sé. Tendremos esperar a que suceda y ver lo que se me ocurre.