Logo Hispagimnasios

Hispagimnasios.com

El portal del fitness y las artes marciales

EL FITNESS

Por Diego Ruiz
Artículo cortesía de Neogym


El Fitness es un gran fenómeno social que está, desde hace ya varios años, en alza en todo el mundo.

Podríamos traducir Fitness como condición física, pero el fenómeno va mas allá y parece querer retomar aquella primera exaltación de la actividad física que se produjo hace 2500 años en Grecia con el objetivo del ideal supremo, la 'kalokagatia', o síntesis de lo bueno y lo bello.

En la actualidad el Fitness implica múltiples factores que se pueden resumir en el ideal griego perfectamente: una mejora de la condición física en general con su consecuente respuesta en el apartado del aspecto físico, y todo esto a través de un sistema de entrenamiento individualizado y de una adecuada nutrición.

Pero lo más importante es que todo lo anteriormente enumerado se enmarca desde un punto de vista saludable.

El objetivo del fitness es la Salud, porque la misma condición física implica Salud de forma directamente proporcional.

El entrenamiento en Fitness tiene como objetivo el desarrollo integral de todas las cualidades físicas del sujeto: un entrenamiento cardiovascular para desarrollar el sistema cardiorrespiratorio, un entrenamiento con cargas y de la flexibilidad y elasticidad para potenciar el sistema neuromuscular, todo ello acompañado de una alimentación correcta y equilibrada y, en caso necesario, de la suplementación apropiada para cada caso en particular.

El conjunto de lo anterior es lo que hace que el sujeto incremente su condición física: es más fuerte, rápido y flexible; hace que mejore su aspecto físico como consecuencia de lo anterior; y esto proporciona al individuo mayor longevidad y más calidad de vida; y eso es Salud.

Esto ocurre así siempre que no se entremezcle con los factores ya citados el rendimiento; cuando aparece como objetivo la demostración de ser el/la más fuerte, o el/la más bello/a que, la salud pasa a un segundo plano y el entrenamiento y la nutrición se dirige hacia este otro aspecto (rendimiento).

Con estas palabras no pretendo criticar el Fitness de competición, sino hacer ver que el sujeto que se enfrenta a las diversas opciones que se le presentan ha de establecer prioridades y decidir si sus pretensiones en este mundo van mas allá de la salud.

Cualquier atleta o deportista de alto nivel se presentó ante esta decisión y optó por ser el mejor; eso sí, a costa de afectar negativamente a su salud. Esto no quiere decir que se vea por necesidad seriamente decrementada, sino que con el tiempo los excesos realizados en ciertos momentos pueden disminuir la calidad de vida.

Se puede poner por ejemplo las niñas y niños de gimnasia artística o rítmica, para alcanzar las cotas más altas de rendimiento deben pasar muchas horas de duro entrenamiento, sufriendo concentraciones muy largas separados de sus familias, padeciendo lesiones dolorosísimas que pueden cronificarse; pero en cambio son los mejores del mundo, y eso les compensa.

Con todo lo anterior quiero decir que el Fitness persigue la salud sobre todo lo demás y que eso se exterioriza desde todos los puntos de vista, una buena forma física, un aspecto exterior bello, una elevada autoestima y seguridad en uno mismo, hábitos de vida y alimentación correctos, ausencia de estrés, refuerzo del sistema inmunológico, etc.

Pero si de decide dar el salto a la competición, que se sepa que parte de lo anteriormente citado se va a deteriorar en aumento de la satisfacción de ser el mejor.