Logo Hispagimnasios

Hispagimnasios.com

El portal del fitness y las artes marciales

LOS CINCO CAMINOS DE ATAQUE

Por Cristina Asensio


Bruce Lee en sus investigaciones sobre el combate se dio cuenta de que sólo hay cinco formas de atacar, y las demás son variaciones de estas. A estas cinco formas de atacar se las ha llamado “los cinco caminos de ataque” . En este artículo voy a intentar explicarlos de forma sencilla, sin palabras extravagantes y complicadas.

Por último, antes de empezar me gustaría dar las gracias a Francisco Priego por publicar mis artículos en www.hispagimnasios.com y darme la oportunidad de compartir. Y también darle las gracias a mi instructor y amigo Juan Zamudio, ya que me ha dado mucho.

1. Ataque simple

Un ataque simple es un golpe, ya sea un directo con la mano adelantada (jab), una patada circular, un cabezazo, un rodillazo, un codazo, etc, pero sólo un golpe.
Esta forma de atacar, a su vez, se puede dividir en dos categorías:

Ataque simple directo: Es un golpe lanzado con una trayectoria recta. Por ejemplo: una patada frontal.
Ataque simple angular: Es un solo golpe lanzado con una trayectoria circularo semicircular. Por ejemplo: Un gancho o crochet.

En un combate, hacer un ataque simple suele funcionar contra alguien que no tiene mucha experiencia, pero contra alguien experimentado es bastante difícil porque ambos estamos a la espectativa. Entonces sería más prudente hacer otro tipo de ataque. Esto es en el gimnasio por supuesto, la calle tiene unas normas diferentes a las del gimnasio e influyen muchos factores.

2. Ataque por combinación

Más de un golpe ya es combinación. Esta forma de atacar es una de las más usadas y suele entrar bastante bien, sobre todo si vas cambiando de nivel (por ejemplo, golpeas a la cara, luego lanzas un golpe al estómago y luego vuelves a golpear la cara). Da igual si lanzas primero un puño, luego una pierna, luego otra pierna y luego otra pierna. Si lanzas de dos golpes para arriba ya es combinación, sea con lo que sea.

Algunos ejemplos:

- Jab a la cara, cross a la cara, gancho adelantado a la cara, enganchamos y metemos rodilla.
- Patada en gancho baja adelantada, cross a la cara, uppercut adelantado.

3. Ataque por inmovilización

Es todo lo referente a los atrapes. Los atrapes del Jeet Kune Do vienen del Wing Chun que Bruce Lee estudió de joven en Hong Kong (aunque los varió y los hizo funcionales en otras distancias, no sólo la corta) y sirven para eliminar los obstáculos que se interpongan en nuestro camino (inmovilizando uno o más miembros del adversario).
Los atrapes pueden ser provocados, utilizados como contra o utilizados como ataque en sí mismos, pero eso ya lo trataremos en otra ocasión.

Los atrapes básicos del JKD son:

- pak sao (palmotazo al brazo)
- lop sao (tirón del brazo)
- jao sao (desligamiento de la mano)

Evidentemente, los atrapes han de ir acompañados de algún golpe, pues estos no son un fin en sí mismos, sino un medio para llegar a nuestro objetivo (que es golpear al contrario).
En Jeet Kune Do el ataque es diferente del de otras Artes Marciales, pues hay estilos que primero paran y después golpean; otros paran y golpean al mismo tiempo; mientras que en JKD primero se golpea y después se para. Y este concepto no ha de ser diferente en los atrapes.

4. Ataque progresivo

Este tipo de ataque puede ser de dos formas:

1. Ataque progresivo directo: Este ataque es el que utiliza las fintas. Una finta es un ataque engañoso que invita al contrario a que haga una parada apropiada. La finta debe forzar al oponente a moverse y para eso debe parecer un golpe real. Por eso, es bueno lanzarle algún ataque real (por ejemplo un ataque simple) antes de hacer el engaño, así será más fácil de que luego el oponente, en ver la finta, se crea que le golpeamos de verdad e intentará pararnos (esto es, como dice mi sifu, “programar al oponente”), entonces es cuando entraremos con el golpe de verdad. Como mucho se deberían hacer dos fintas, pues hacer más de dos es arriesgado.
La velocidad con que haces la finta o engaño depende del timing del oponente. Tenemos que realizarla a una velocidad que al otro le dé tiempo a verla y reaccionar (ciertamente, si al lanzar un golpe directo ya le puedes golpear no te compliques la vida). Otra cosa también importante es que el intervalo de tiempo que haya desde la finta al golpe real sea lo más breve posible, ha de haber una aceleración. Por ejemplo, si la finta la lanzas a 50 km/ hora, el ataque real debería ir a una velocidad superior, por ejemplo 100 km/ hora.
Por lo tanto, la finta tendría como objetivos:
- abrir una línea de ataque
- hacer que el contrario dude mientras se cierra la distancia (mientras te acercas a él)
Algún ejemplo de finta seguidos de combinación o de un golpe pueden ser:
- Finta de jab a la cara (es decir, simulamos que vamos a golpear un jab a la cara) para meter una patada en gancho baja adelantada, seguido de rodillazo.
- Finta de patada baja, para meter finger jab adelantado.
- Finta de jab adelantado a la cara, para meter gancho atrasado seguido de uppercut adelantado.
- Etc.
Aparte de un golpe de puño o pierna también pueden funcionar a modo de finta o distracción: un grito, un pisotón en el suelo, una mirada, una inclinación del cuerpo hacia delante, etc.

2. Ataque progresivo indirecto: La finalidad es la misma que para el ataque progresivo directo pero es ligeramente diferente. Mientras que la finta cambia bruscamente la trayectoria, el progresivo indirecto cambia la trayectoria de forma progresiva, sin cortar el movimiento. Además otra diferencia es que el progresivo directo puede golpear con otra extremidad con que hace la finta, pero el indirecto engaña y golpea con el mismo brazo o pierna con que engaña. El ataque progresivo indirecto se hace en un único movimiento.
Algún ejemplo de este tipo de ataque: Comenzamos con jab a la cara para, a mitad de camino bajar el puño y convertirlo en jab al cuerpo.

5. Ataque por inducción

Se trata de dejar un hueco voluntariamente para que el oponente vaya a golpear ahí, es decir, es como si tendiéramos una trampa al adversario. Y una vez que “cae en la trampa” que le pusimos, contraatacamos.
Este es quizá el ataque más arriesgado, pues tenemos que tener más timing o más velocidad que el oponente, porque si no en vez de pegarle nosotros a él, nos pegará él a nosotros.

Algunos ejemplos del ataque por inducción son:
- Descubrimos la cara bajando la guardia. Cuando vaya a alcanzarnos a la cara contraatacamos, por ejemplo metiéndole una patada en gancho baja a la entrepierna.
- Subimos la guardia descubriendo el estómago.
- Etc.

Cristina Asensio
618899656
Para más información recomiendo el libro: “El arte ofensivo de la defensa”