LAS AGUJETAS

Por Antonio Rivas Gonzálvez
Artículo cortesía de Go Rin Kai


Qué son. Qué las causa. (Obsoleto, ver notas al final)

Al ejercitar un músculo por encima del nivel de esfuerzo al que está acostumbrado, o al volver al gimnasio tras un periodo sin ejercitarse (por ejemplo tras unas vacaciones), los músculos producen ácido láctico como producto de deshecho. Al enfriarse el músculo tras el entrenamiento, este líquido se solidifica mezclado entre los haces de fibras musculares (toma la forma de agujas pequeñas, y de ahí el nombre de agujetas).

El resultado es doloroso, cuando se vuelve a mover el músculo (normalmente a las 12 o 24 horas después del entrenamiento). En casos especialmente graves se pueden producir microdesgarros musculares.

Síntomas


Dolores musculares y dificultades para realizar recorridos completos del movimiento de alguna articulación (por ejemplo, si se producen en los biceps, a veces es imposible estirar el brazo completamente). Si se producen microdesgarros, el dolor puede ser intenso (tipo "pinchazo").

Qué se debe hacer cuando ocurre: Primeros auxílios.

Si no se hace nada al respecto, desparecen alrededor de una semana después. Si las molestias son soportables, reanudar el entrenamiento ayuda, ya que se vuelven a fundir los cristales de ácido láctico. Sin embargo, la nueva sesión de ejercicio ha de ser de intensidad moderada, para evitar que al dia siguiente sean peores aún.

Los masajes suaves y los baños en agua caliente son de bastante ayuda. Si el dolor es muy intenso es mejor tomar algún calmante-analgésico.

La prevención: Cómo evitar que nos ocurra.

Si no estás en forma, evitar que las primeras sesiones de entrenamiento sean muy intensas. En general, evitar los aumentos bruscos de intensidad del ejercicio, estés en forma o no.

A diferencia de otras lesiones, el calentamiento no tiene efecto de cara a evitarlas o disminuirlas. Hay personas tan en baja forma que solo el calentamiento ya les producirá agujetas.


Un lector nos manda un comentario sobre el artículo:

Hola:
Me llamo adrián y soy estudiante de 4º de inef. Me gustaria comentarle sobre el artículo de las agujetas que estas están producidad por un sobreesfuerzo de la musculatura y le provoca a ésta unas pequeñas microroturas fibrilares. Lo de la solidificación del ácido láctico intramuscular en pequeños cristalitos que al rozarse con el músculo producen las roturas fibrilares en el músculo ya está bastante desfasado.
Un saludo.


Un Catedrático de Educación Física nos corrige al igual que el anterior:

Estimados amigos: referente a su artículo sobre las agujetas debo indicarles que la teoría del ácido láctico ya está obsoleta. En la actualidad cobra más peso la Teoría del sobreesfuerzo mecánico: esta teoría ha ido adquiriendo más importancia. Se produce una lesión mecánica en la zona de las células musculares y tejido conjuntivo muscular (vainas que rodean la fibrillas, los haces musculares y los músculos). Microscópicamente se aprecian pequeñas roturas parciales de las estructuras de unión de la miosina y la actina. Después de esfuerzos poco comunes se apreciaron roturas parciales de los llamados discos Z de hasta un 30% de las fibras musculares afectadas por el proceso de las agujetas.

Eugenio Rodríguez Pelaèz (Cateco. de E.Física y Deportes)


Nuevamente recibimos otro EMail:

Como bien apuntan ciertos compañeros (tambien soy licenciado en E.F) el artículo que publicais sobre el origen y tratamiento de las agujetas esta un poco desfasado.

Hoy en día está comprobado y contrastado cientificamente que el origen de las agujetas está en las micro-roturas de celulares musculares que se producen ante un esfuerzo de elevada intensidad (sobre todo en un sistema muscular poco adaptado para dicho tipo de intensidad) . Esto produce una reacción inflamatoria en el músculo afectado que libera una serie de sustancias que estimulan las terminaciones nerviosas que es lo que producen el dolor en la zona afectada. Para evitar en lo posible la aparición de las agujetas se debe tomar azúcar antes de realizar el ejercicio.

Un saludo


Corrección a la parte de "Primeros Auxilios":

Respecto al artículo de las agujetas, habeis recibido puntualizaciones en cuanto al motivo por el que se producen, para corregirlo. Pero no se ha corregido el apartado de primeros auxilios, es decir, como tratarlas.

Uno de los mail dice que hay que tomar azúcar para prevenir su aparición. Esto forma parte de la antigua teoría. Al demostrar que las agujetas no tienen que ver con el ácido láctico, tomar azúcar o bicarbonato NO previene su aparición (ni desaparición).

Respecto al calor, es mejor la aplicación de frío, ya que actua como analgésico, relajante muscular y vasoconstrictor (evitando así el edema); por lo tanto, lo mejor sería la aplicación de masaje con hielo (10 minutos máximo), aparte del masaje muscular.

Vicente Lloret Vicedo (Estudiante de Fisioterapia)



Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies. OK | Más información