LOS ESGUINCES

Por el doctor José Manuel Martín
Artículo cortesía de Judo Ucevista


Una de las lesiones más frecuentes en los atletas de variadas disciplinas deportivas es el esguince.

Podríamos decir que se llama esguince al conjunto de alteraciones que ocurren en una articulación, originadas por un movimiento brusco que la hace sobrepasar forzadamente los límites normales de su movilidad, ocasionando en dicha articulación dolor, tumefacción, equímosis (morados) y derrames.

Los esguinces típicos son los de tobillo y rodilla, siendo el primero más frecuente, que ocurre cuando un atleta "ha pisado mal" en terreno desigual o ha metido el pie en un orificio, lo que provoca la distensión y a veces la ruptura de ligamentos del tobillo, en forma leve, moderada o severa. La importancia de no tratar este tipo de lesiones a tiempo y en forma adecuada, estriba en el hecho de que pueden quedar como secuelas dolor crónico de la articulación o inestabilidad articular, lo que da lugar a esguinces a repeticiones en la misma articulación.

Existen varias medidas de tratamiento para estas lesiones dependiendo de su gravedad. Para los casos leves o moderados, en los que no se espera gran inflamación, bastan las tobilleras elásticas, usadas por los deportistas. Estas no deben ser demasiado ajustadas pues producirían edema (aumento de volumen por cúmulo de líquido) del antepié y dolor. Es conveniente alternar con períodos de reposo, manteniendo el pie afectado en alto y con hielo local las primeras 24 horas posteriores a la lesión. Pasado el primer día, el complemento de 2 o 3 baños diarios con agua moderadamente caliente y sal, no más de 15 minutos, goza de aceptación general. Otra alternativa de tratamiento en esguinces leves o moderados, es la venda elástica, que debe ser de buena calidad y debe colocarse en forma ascendente, dejando los dedos libres y a moderada tensión. Este vendaje no debe mantenerse por más de 4 horas pues es inevitable que comprima más en ciertos puntos, ocasionando pequeñas lesiones de la piel. Este vendaje debe removerse en la noche y la pierna debe permanecer en posición horizontal.

Los esguinces severos, con dolor intenso y equímosis (morados), previo estudio con rayos "X" deben tratarse con una bota de yeso que deberá colocar un médico ya que esta técnica abunda en pequeños detalles por lo que no se recomienda sea efectuada por alguien que no los conozca. En todo paciente que se coloca un yeso, deben vigilarse los siguientes aspectos: coloración de los dedos, pérdida de la sensibilidad (dedos anestesiados) y dolor persistente. Ante cualquier signo de alarma debe consultarse con urgencia al médico tratante.



Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies. OK | Más información