LA FRACTURA

Por el doctor José Manuel Martín
Artículo cortesía de Judo Ucevista


Sin duda alguna el Judo es un deporte rudo, donde existe energía de movimiento que puede desencadenar lesiones orgánicas a los combatientes. Uno de estos traumatismos puede producir la pérdida de la continuidad o solución de continuidad de un hueso bruscamente. Esto es lo que llamamos fractura. En otras palabras, el traumatismo sufrido ha sido lo suficientemente intenso como para romper un tejido tan duro como lo es el tejido óseo.

En los niños se puede ver un tipo de fractura especial denominada "fractura en tallo verde" donde un hueso (generalmente del antebrazo) se angula y se rompe sin lesionar la membrana que lo recubre (periostio), a semejanza de lo que ocurre cuando doblamos un tallo verde.

Cuando ocurre una fractura, existen una serie de signos clásicos para reconocerlas. Estos son: el dolor, descrito como un "dolor exquisito" (intenso y localizado), Cuando se palpa al paciente en el sitio de la fractura, es como si se tocara un timbre: la respuesta dolorosa intensa es inmediata. Hay tumefacción, es decir, aumento de volumen o hinchazón local. Puede haber equímosis (morado) y crepitación, que es una especie de crujido que se percibe al movilizar el miembro afectado.

De cualquier manera, el diagnóstico definitivo lo dará la radiografía, y el médico determinará el tratamiento adecuado según el caso.

Por otra parte, las fracturas pueden clasificarse en: Inestables, cuando tienen tendencia a desplazarse si son inmovilizadas con yeso simple, y Estables, cuando no tienen dicha tendencia. Puede hablarse de fracturas Complicadas, cuando al producirse la fractura se ha ocasionado también la lesión de un vaso sanguíneo importante, de un nervio o de un órgano (como la vejiga, el hígado, etc.).

¿Cuáles son los principios del tratamiento de las fracturas?

Hay tres principios:

1) REDUCCIÓN: Significa llevar los fragmentos del hueso roto a su lugar

2) INMOVILIZACIÓN

3) PRESERVACIÓN DE LA FUNCIÓN: Rehabilitación.

Además, hay que calmar el dolor y combatir la infección asociada (si la hay).

Finalmente, debe decirse que no todas las fracturas pueden resolverse con la simple colocación de un yeso. En ocasiones debe operarse al paciente (reducción cruenta) para colocar un clavo, alambres o placas con tornillos, según el caso.

En el próximo número comentaremos algunos problemas que pueden aparecer en la piel del Judoka.



Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para ofrecer nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que está usted aceptando nuestra política de cookies. OK | Más información