Logo Hispagimnasios

Hispagimnasios.com

El portal del fitness y las artes marciales

LAS DIETAS DE LAS REVISTAS

Por Jorge López
Artículo cortesía de Neogym


Sabemos que no todo lo que se dice en las revistas de fisicoconstructivismo es cierto. Sin embargo cuando vemos la dieta que sigue un determinado culturista pensamos que si la seguimos al pie de la letra nos vamos a convertir en un Mr. Olympia o a conquistar muchas chicas y esto sin ninguna duda llama nuestra atención y nos hace sentir cierta curiosidad por hacer este tipo de dietas milagrosas.

La publicidad en las revistas esta creada por expertos en mercadotecnia. Estos expertos saben más de tus preferencias y fantasías que tu mismo.

Hay mucha gente que incluso guiada por la buena fe transmite de boca en boca lo que otros le dicen. Y lo que sucede es que hay muchas personas que hacen este tipo de dietas sin ningún control, pensando que es lo mejor que hay.

Las dietas de los campeones que aparecen en las revistas son un auténtico best-seller nutricional. Su éxito se debe a que la alimentación y la nutrición en nuestros días está adquiriendo mucho auge y se sabe que una buena alimentación conduce a una mayor esperanza de vida.

Los creadores de estas dietas juegan con un atractivo componente de novedad para captar a personas que quieren perder peso o ganar peso casi instantáneamente. Se presenta a los culturistas algo diferente a lo que había antes. Estas dietas están bien acompañadas de un marketing tremendo.

La proliferación de este tipo de dietas en las revistas culturistas no nace de la nada, sino que se alimentan de obsesiones que existen en la sociedad, entre ellas, la fijación por tener un tipo esbelto y musculoso, aunque haya que sacrificar la salud para ello.

Vivimos en una sociedad en la que los mensajes que se reciben son de que la delgadez y la muscularidad, se asocian a identidad personal y éxito social. Los factores sociales, además de los genéticos y los de personalidad, son importantes y hacen creer al culturista que su identidad personal se basa en cuan grande tiene los brazos.

Malabarismos

Es más, entregarse a los brazos de las dietas que aparecen en las revistas, de los ya consagrados significa de hecho jugar a hacer malabarismos con la salud.

Es un fraude de gran magnitud. Tanta dieta que sale de estas revistas americanas o hasta nacionales,

Hacen que la gente este confundida, Igual tiene más poder una revista que lo que digan los especialistas en nutrición.

La genética cuenta

La mayor preocupación de casi todos los físicoconstructores es como lograr subir de peso en masa muscular de calidad en el menor tiempo posible ¿cuál es la mejor dieta y suplementos?

La falta de habilidad para conseguir esa masa muscular, como la que poseen esos culturistas que aparecen en las revistas, es algo que la mayoría de la gente no comprende.

Tal vez parezca desagradable, pero un gran porcentaje de esta población nunca lograran obtener el nivel que desean, sin importar lo que coman, entrenen o los suplementos que tomen, como dice mi amigo Alberto Sevilla: a veces la verdad incomoda.

Mucha gente toma esteroides anabólicos junto con copiosas cantidades de hormona de crecimiento y siguen sin poder lucir como Dorian Yates o Lee Haney.

Las limitantes genéticas determinan lo grande y musculoso que finalmente seremos. Esa si es una verdad que duele, como dicen "no puedes hacer que un perro chihuahueño coma toneladas de comida o tomar una gran cantidad de esteroides y verse como un gran danés"

Al igual que la mayoría de la gente no puede correr como Michael Jhonson o jugar basketball como Michael Jordan, muy pocos pueden desarrollar una figura como la del calibre de un Mr. Olympia.

No existen sistemas de entrenamiento ni dietas milagrosas que te conviertan en campeón a menos que hayas nacido con buena genética para desarrollar masa muscular y una mentalidad y disciplina para lograrlo. Hasta los profesionales tienen sus limitantes.

Pero las cosas que escriben y tu lees en las revistas son hasta cierto punto cómicas si te pones a analizarlas, te pongo un ejemplo:

En una revista en una ocasión dijeron que Mike Francois (culturista muy conocido) consumía de 20,000 a 30,000 calorías al día. "¡No es posible!"

Muchos chicos que leen estas revistas creen este tipo de cosas y entonces se atiborran de comida lo que puede provocar una enfermedad y una sobrecarga para su estomago, todo por seguir lo que dice la revista.

Viendo lo de la comida desde un punto de vista realista y no como lo hacen ver estas personas. Otro punto malo, el articulo continua diciendo que Mike Francois entrena seis horas al día además de una hora de ejercicio cardiovascular. Bueno tal vez sea verdad.

Pero digamos que este hombre se levanta muy temprano, digamos a las 6:00 a.m. y se acuesta bastante tarde como a las 11:00 p.m. Un día largo. Ahora si quitamos las siete horas del gimnasio, lo que nos sobra para comer son diez horas, diez horas para cocinar y consumir 30,000 calorías. Eso significa 3,000 calorías por hora, cada hora, sin parar ¡durante diez horas!

Basándose en su ingesta de carbohidratos y proteínas él dice que prefiere el arroz y de la proteína el pollo, eso es mas o menos 18 porciones de arroz y un promedio de cuatro pechugas de 180 g cada una. ¿Tienes idea de cuanta comida es esto? Bueno déjame decirte.

Es cuatro a cinco platos grandes llenos de alimento. Ahora recuerda, cada hora durante diez horas seguidas. ¿Me explico? ¡No creo que ni los elefantes coman tanto.

Una suma rápida: ¡6 ½ bolsas de arroz y 40 pechugas de pollo al día!

Sin comentarios

En conclusión: no prestes mucha atención a las dietas de los campeones que aparecen en las revistas, entrena por todos los medios, pero fuerte y consistentemente. Toma proteína extra, suplementos y productos de calidad.

Establece metas, pero asegúrate que sean realistas, a lo mejor nunca compites pero tendrás un físico y una salud mejor que cientos de miles de personas y esto por si solo es una victoria admirable.

Feliz entrenamiento