El Plan T

En este foro se tratan las actividades deportivas en general que se puedan practicar en un gimnasio aparte del culturismo y las artes marciales.

Moderadores: admin, moderador suplente

¿Cree que el Plan T revolucione los conceptos actuales sobre fitness y nutrición?

La encuesta terminó el 20 Nov 2002 00:40

Si
0
No hay votos
No
0
No hay votos
 
Votos totales: 0

Lorenzo Mulanovich

El Plan T

Mensaje por Lorenzo Mulanovich » 13 Nov 2002 00:40

Hola amigos; les escribe Lorenzo de Lima- Perú. Quería consultarles sus opiniones respecto al artículo Plan T de la revista Men´s Health de Setiembre. Parece que está revolucionando todo lo que se creía sobre el fitness en los hombres al afirmar que aumentando los niveles de Tetosterona podemos quemar grasa mas eficientemente y sin sacrificar músculo. Si es así parece que vamos a tener que olvidar los aeróbicos y los carbos, y sustituirlos por pesas y grasas sanas. El libro ha tenido tanta acogida en los EEUU que se ha vuelto un Best Seller.

Aquí les adjunto un resumen del artículo.

Saludos;

Lorenzo

EL PLAN T.

En los últimos años los estudios realizados han demostrado 2 cosas:

1) Es posible que las dietas bajas en grasa no funcionen porque detienen la fabricación de Tetosterona, la hormona que podría ser nuestra arma más potente en la lucha por desarrollar musculatura y eliminar la grasa.

2) El ejercicio aeróbico puede reducir la masa muscular; así como también nuestros niveles de Tetosterona.
De hecho un estudio demostró que los hombres con niveles más altos de tetosterona tienen un 75% menos de posibilidades de ser obesos que aquellos con un nivel bajo de esta hormona.


PRIMERA PARTE (LA COMIDA)

En La guerra de las dietas un concepto se ha mantenido constante: Las grasas engordan, mientras que los hidratos de carbono adelgazan. Además: Las grasas no afectan a la masa muscular, mientras que los hidratos de carbono ayudan a conservarla.

En suma: Una dieta baja en grasa y alta en carbohidratos es ideal para perder peso y conservar la musculatura.

Pero cada vez se tienen más pruebas de que puede que sea al revés. En un estudio publicado en el “American Journal of Clinical Nutrition”, se sometió a varios hombres a una dieta rica en carbohidratos , cuya proporción con la grasa era de 2 a 1; y a un segundo grupo , a una dieta rica en grasas en la que la proporción era de 1 a 1.
Sorpresivamente, el segundo grupo presentó niveles de nitrógeno superiores , lo que significa que estos conservaron mejor las proteínas.

Un estudio más reciente se centró en reducir las calorias provenientes de la grasa en la dieta sin restringir el número total de calorías. El resultado: Los Triglicéridos subieron, lo que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, pero, por el contrario, tampoco se perdió grasas.

Además muchos estudios coinciden en que los hombres que comen carne presentan niveles de tetosterona superiores a los de los vegetarianos. En resumidas cuentas, los hombres aumentan su tetosterona con una dieta rica en grasas y la pierden con una dieta que reniegue de estos lípidos.

Otro estudio llevado a cabo con un total de 1522 varones de edades comprendidas entre los 40 y 70 años observó que los hombres que seguían dietas bajas en proteínas presentaban una actividad de testosterona menor , lo que se traducía en una reducción del rendimiento sexual.

El Plan T de Men´s Health fue creado por el Dr. Jeff Volek, dietista titulado y nutricionista de de la Universidad de Connecticut; y se llama así porque aumenta los niveles de tetosterona mediante la ingesta de grasas saludables.

La base de este plan son las proteínas, dos gramos por cada kilogramo de peso corporal; ya que el cuerpo utiliza más energía en procesarlas que los otros dos macronutrientes.

Consta de 5 comidas al día; tres principales y dos refrigerios. Todas son importantes, pero hay dos que son fundamentales:

1) El Desayuno.

Un desayuno abundante ayuda a evitar retortijones de hambre mas adelante y provee al cuerpo de proteínas que procesar, lo que evita que éste se ensañe con tus músculo para obtener los aminoácidos que necesite. Además estabiliza el azúcar en la sangre, fuente de energía estable para todo el día.

2) El Refrigerio tras el ejercicio.

La insulina envía los nutrientes a los músculos después de realizar ejercicio, y evita también que se pierda musculatura. Lo que debes de hacer es comer carbohidratos y proteínas justo después de ejercitarte.


SEGUNDA PARTE (EL EJERCICIO)


La teoría tradicional sobre el control de peso plantea tres opciones: Comer menos calorías, quemar más haciendo ejercicio, o combinar las dos anteriores.
Sin enbargo , la mayoría de las calorías que se eliminan a lo largo del día son controladas por el metabolismo basal. Son las calorías que tu cuerpo quema tanto si realizas actividades como si no, tanto si duermes como si comes, tanto si piensas en sexo como si lo practicas,etc.

Tu cuerpo quema aproximadamente un 10% de las caloría durante la digestión; esto recibe el nombre de efecto térmico, lo que nos recuerda que nuestro cuerpo es un horno envuelto en piel y que la comida que ingerimos es el combustible que lo alimenta.

La otra manera (la más variable) de quemar calorias es a través de actividades voluntarias, que supones entre el 10 y el 30% de la energía que gasta el cuerpo cada jornada.

En la práctica el metabolismo dispone de tres mecanismos para quemar calorías. Por dos de ellos no debes preocuparte, ya que el metabolismo basal y el efecto térmico de la alimentación son invisibles. Sin embargo, estos dos representan el entre el 70 y el 90% del combustible que quemamos cada día. Así pués, tiene sentido pensar que que la mejor manera de controlar el peso es fomentar estos dos sistemas. Si desarollamos la musculatura, aumentaremos nuestro metabolismo hasta 22 calorías diarias por kilo de músculo. Si comemos más proteínas, aumentaremos el efecto térmico hasta una tercera parte.

Según algunos estudios, las tablas de pesas estimulan la producción de tetosterona, y determinados ejercicios ( especialmente los levantamientos compuestos, que trabajan a la vez varios grupos musculares) la espolean hasta niveles espectaculares. Ya hemos demostrado que a mayor tetosterona, menos grasa,menos enfermedades del corazón,y más sexo. ¿No está mal, verdad?

Ahora sumale este otro dato: Aunque tanto el ejercicio aeróbico como el de pesas provocan aumentos metabólicos inmediatamente después, el efecto quemagrasas del aeróbico dura solo entre 30 minutos y 1 hora. ¡ Los resultados de las pesas duran hasta 48 horas! Así pués si quieres perder peso, agarra una buenas mancuernas.

Responder